EL DEPORTE DE CORRER Y PENSAR

Mario Suárez Álvarez, 1ºB Bachillerato

Faltan treinta segundos para tu salida, los nervios se apoderan de ti, te aseguras de tener las zapatillas bien atadas, pones tu reloj a punto, compruebas que tu brújula funcione correctamente, agarras firmemente el mapa y disfrutas de esos tres pitidos finales que te indican que ahora solo estáis tú y el bosque.

Hacer deporte no es solo jugar al fútbol, al baloncesto o al tenis; no es solo bailar, correr o pedalear; existen cientos de deportes, y de muchos jamás hemos oído hablar y jamás oiremos, a no ser que tengamos la suerte de toparnos con ellos por casualidad. Pero esto está lejos de ser una casualidad, hoy quiero descubriros un deporte que seguramente no conozcáis; un deporte cuyo escenario no es un simple césped, sino un inspirador bosque; un deporte cuyo objetivo no es ganar dinero, sino disfrutar; un deporte que no es solo bueno para tu cuerpo, sino que para tu mente también. Hablo de la orientación, el deporte de pensar y correr.

¿Qué es esto? Os preguntaréis sin duda. Rigurosamente la definición sería: un deporte en el que usando tan solo una brújula, debéis visitar una serie de puntos indicados en un mapa en el menor tiempo posible; pero yo lo considero más que eso, lo considero una pasión.

[Mapa del campeonato del mundo de orientación 2019]

El desarrollo de las pruebas es simple. A cada corredor se le asigna una hora de comienzo, unos minutos antes, este deberá presentarse en la zona salida con su brújula y su sistema Sportident, un pequeño aparto electrónico que se coloca en el dedo. Allí pasará por distintos puestos donde se le entregará un mapa del terreno donde se disputará la prueba, generalmente un bosque, aunque también existen pruebas urbanas, con unos puntos marcados y una tarjeta que explica la localización exacta de los puntos mediante símbolos y un número de identificación. Llegada la hora de salida, el corredor deberá visitar cada punto en orden guiándose por el mapa y eligiendo la ruta que prefiera y allí introducir su Sporident en unas bases electrónicas previamente colocadas y marcadas con una baliza, hasta llegar a la meta. Su tiempo se cronometrará y comparará con el resto de los corredores de su categoría, existen multitud de categorías y cada una suele contar con su propio recorrido.

Pero la belleza de este deporte no reside en la competición, sino en la satisfacción personal, en el disfrute y en la experiencia de sensaciones muy distintas: la paz y tranquilidad del bosque, la euforia de encontrar una baliza y el ambiente de respeto y disfrute que se respira en la zona de competición. Haciendo orientación sientes que conectas, no solo con la naturaleza, sino también con el resto de los participantes; al ser un deporte minoritario, solo se percibe confianza, tolerancia y comprensión y es muy fácil conocer gente nueva y enamorarte del deporte rápidamente.

Si tienes ganas de probar algo nuevo, si la aventura te llama, amas la naturaleza y te encantan los desafíos físicos e intelectuales, no dudes en probar la orientación, todo el que se atreve a darle una oportunidad descubre una nueva pasión y entabla una nueva relación con el entorno y el deporte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: